Nuestro viaje por la Península de Yucatán llega a su fin, pero antes de irnos visitamos Mérida, Chichen Itzá, varios cenotes y las ruinas y playas de Tulum, en las que incluso pudimos nadar entre tortugas marinas. Esta zona de México ha sido una auténtica sorpresa por el enorme contraste que existe con el resto de regiones que hemos visto en el país. No sólo porque sea una zona con historia maya, sino por los paisajes, naturaleza, playas y gastronomía que nos hemos encontrado. A menudo siento que México son mil países en uno, y esta península es uno de esos lugares que no puede faltar en el plan de viaje de todo visitante que quiera irse con un entendimiento completo de por qué este país es hoy como es.