El Señor de los Anillos puso Nueva Zelanda en el mapa del turismo, y fue en este parque nacional donde se grabaron algunas de las escenas más icónicas, las de Mordor. Tongariro Alpine Crossing es una ruta que se puede hacer en un día, aunque para, además, subir hasta lo alto del volcán, hace falta ser rápido y no mirar atrás. La recompensa vale la pena: cráteres, rocas rojas, lagos espectaculares y un paisaje que cambia del desierto al bosque tropical en pocos kilómetros.