Australia es uno de los países más grandes del mundo, y a la vez de los menos poblados. Cruzarlo por tierra es todo un reto: más de 4000 kilómetros separan la costa este de la oeste, con desiertos infinitos en los que no hay estaciones de servicio ni refugio posible. La otra opción es subir a bordo del Indian Pacific, un tren de lujo reservado para quienes quieran explorar las profundidades de un país vacío. Cruzando pueblos fantasma, minas abandonadas y zonas llanas interminables, el tren recorre 4.352km en 4 días y 3 noches, desde Perth hasta Sydney o en sentido contrario, haciendo algunas paradas en pueblos hoy deshabitados y ciudades como Adelaide y Broken Hill. Una experiencia incomparable a bordo de un tren sin igual.

Si quieres consultar precios, detalles o disponibilidad, puedes entrar en la web de Great Southern Rail. Además del Indian Pacific en cualquiera de los dos sentidos puedes recorrer el país de Norte a Sur con el Ghan. ¡Ojalá algún día pueda hacerlo también!