Contra los tópicos, esta es la otra cara de México. La que no se ve, la que no sale en las noticias. Después de 3 meses aquí he entendido cuál es el verdadero motor de la sociedad mexicana: su gente. Gente que construye cada día un país mejor apoyada en una cultura arraigada del bien común, la generosidad y la paz.