Nueva Zelanda es una joya aún en bruto, que desde el estreno de El Señor de los Anillos está viviendo una explosión de turistas. Naturaleza espectacular, lagos de mil colores, árboles increíbles y apenas cuatro millones de habitantes conviven en este pequeño país, que se compone principalmente de dos islas. En el vídeo de hoy llegamos a Auckland, en el norte, para empezar el trayecto hacia el sur. La primera parada es el pueblo de Rotorua, hogar de una de las maravillas naturales más especiales con las que deleitar a tu vista: lagos de azufre, grafito y decenas de minerales diferentes que se asientan sobre una zona volcánica activa.